Sneider Cortes

Notas de Prensa de Sneider Cortes

Si es al hospital de kennedy, déjenme morir

Si existirá algo peor que sufrir un accidente o una enfermedad terminal, eso sería estar en la sala de urgencias del Hospital de Kennedy, en el sur occidente de Bogotá.  No es por criticar ni aprovecharme de la gran emergencia sanitaria que enfrentó el sector de la salud debido al

¡Pues no de papaya!

Vamos a ayudarle a la alcaldía de la ciudad de Bogotá y a “nuestra amada y respetada” policía metropolitana, con algunas ideas para mejorar el tema de seguridad. Pues porque esta pobre gente anda embolatada, resolviendo temas más importantes como el metro, que les quita mucho tiempo.  ¿Cómo prevenir los

¡Los asesores se respetan!

“¿Por qué no contestan? ¿Por qué no llaman hp y dicen? ¡Contesten! ¡Llevo dos horas en la línea! ¿Por qué me cuelgan?” Dicen los clientes, detrás de la línea de servicio. Mientras tanto el asesor responde: “¡permítame un momento! ¡Estamos validando la información! ¡Ya lo transfiero al área encargada!”  y cuelga llamada. Hoy,

¿Hasta cuándo cesarán las horribles noches?

Recuerdo cuando era niño, siempre me enseñaron que cuando un adulto habla los pequeños deben callar, que cuando un adulto hace algo, los niños no entienden por ser niños. Que cuando llega alguien a casa, así esa persona no fuera de mi agrado, se debía saludar. Esto trajo una serie

Clases virtuales sin computador, los genios de la educación

“Al gobierno le interesa que la gente sea bruta y no estudie”) ¡Esneider levántese que tiene que ir a estudiar! ¡No lo llamo más! (sonaba el cinturón en la sala) Así eran las mañanas de mi niñez y adolescencia en la última semana del mes de enero. Me motivaba el olor

Si es al hospital de kennedy, déjenme morir

Si existirá algo peor que sufrir un accidente o una enfermedad terminal, eso sería estar en la sala de urgencias del Hospital de Kennedy, en el sur occidente de Bogotá.  No es por criticar ni aprovecharme de la gran emergencia sanitaria que enfrentó el sector de la salud debido al

¡Pues no de papaya!

Vamos a ayudarle a la alcaldía de la ciudad de Bogotá y a “nuestra amada y respetada” policía metropolitana, con algunas ideas para mejorar el tema de seguridad. Pues porque esta pobre gente anda embolatada, resolviendo temas más importantes como el metro, que les quita mucho tiempo.  ¿Cómo prevenir los

¡Los asesores se respetan!

“¿Por qué no contestan? ¿Por qué no llaman hp y dicen? ¡Contesten! ¡Llevo dos horas en la línea! ¿Por qué me cuelgan?” Dicen los clientes, detrás de la línea de servicio. Mientras tanto el asesor responde: “¡permítame un momento! ¡Estamos validando la información! ¡Ya lo transfiero al área encargada!”  y cuelga llamada. Hoy,

¿Hasta cuándo cesarán las horribles noches?

Recuerdo cuando era niño, siempre me enseñaron que cuando un adulto habla los pequeños deben callar, que cuando un adulto hace algo, los niños no entienden por ser niños. Que cuando llega alguien a casa, así esa persona no fuera de mi agrado, se debía saludar. Esto trajo una serie

Clases virtuales sin computador, los genios de la educación

“Al gobierno le interesa que la gente sea bruta y no estudie”) ¡Esneider levántese que tiene que ir a estudiar! ¡No lo llamo más! (sonaba el cinturón en la sala) Así eran las mañanas de mi niñez y adolescencia en la última semana del mes de enero. Me motivaba el olor

Ir arriba