Cuadrúpedo: La magia del encuentro

Cuadrúpedo: La magia del encuentro

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Cuadrúpedo: La magia del encuentroHace un mes precisamente, luego de recibir gran parte de los libros que algunas editoriales colombianas enviaron a mi residencia, organizando la estantería coloqué los dos libros-álbumes que Ilona Libros envió, uno sobre el otro. Entre esos libros había uno que se titulaba Cuadrúpedo; un caballo azulado se presentaba imponente en la cubierta, sin pensarlo dos veces lo hojeé, en casi todas las paginas el caballo continuaba presente, hasta que de la nada, en medio de la hierba se encuentra con una yegua rosada, y la reconoce, una como él; un igual.

La lectura de Cuadrúpedo fue corta, pero cada frase eran hilos y aguja, una unión precisa e inseparables. Al parecer las frases tienen una sensibilidad en especial que consiste, en mi opinión, en unir lasos y encontrarse, algo que, al igual que los demás animales necesitamos los seres humanos para sobrevivir y persistir en este mundo. Estar en compañía es necesario como cada proceso de la naturaleza para llenar de vida cada rincón.

Y son las palabras PROCESO y ENCUENTRO las que dan especial sentido al libro.

(Epílogo)

EL SISTEMA NERVIOSO

Conecta todo el cuerpo desde adentro

y permite percibir y sentir el mundo.

(Cuadrúpedo, pág. final)

La edición del libro-álbum es practica para dejarlo en manos de los niños y niñas más críos, permitir que lo toquen, muerdan y jueguen con las láminas plastificadas que llenan de color las ilustraciones. Creo con toda razón que Cuadrúpedo debe catalogarse entre las lecturas más necesarias para el regreso a clases en los jardines escolares y primeros grados, a su vez que en bibliotecas públicas porque facilita la integración y el juego con los otros; sus iguales.

Al analizar el encuentro de los cuadrúpedos recordé un verso del poeta Federico García Lorca que se titula. ME HAN TRAIDO UNA CARACOLA.

Me han traído una caracola.

Dentro le canta

un mar de mapa.

Mi corazón

se llena de agua

con pececillos

de sombra y plata.

Me han traído una caracola.

CARACOLA – CANCIONES PARA NIÑOS (Canciones 1921-1924)

Con esto, me permito hacer otra vez hincapié en la particular sensibilidad de las frases que parten del sentido de la conexión consigo mismo y con el otro dentro de lugares habituales. Recomiendo esta lectura para todas las edades, en especial para los pequeñines desconcertados dada la lejanía con sus compañeros de clases, profesores y familiares por culpa de esta pandemia que desde sus inicios nos exigió algo: encontrarnos, sentirnos y reconocernos.

Ir arriba