Cuentos cuarentenos para rescatar al niño interior

Cuentos cuarentenos para rescatar al niño interior

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

En la película “La historia sin fin”, que se estrenó en 1985, el protagonista encontraba un libro y mientras lo leía empezaba a ver y sentir todo lo que los personajes estaban viviendo… algo así me pasa a mí cada vez que tengo un libro en mis manos, tal vez por eso siempre he disfrutado leer y cuando mis hijas estaban muy pequeñas me encantaba leerles cuentos antes de dormir.

Todo eso me llevó a querer leer cuentos a los niños cuando empezó la cuarentena para que pudieran escapar de “su encierro” imaginando mundos fantásticos y personajes mágicos.

Nunca imaginé que leería más de cien cuentos, pero ya superé los 240 y cada día sigo agregando uno más a la lista de reproducción Cuentos Cuarentenos, que tengo en mi canal de YouTube. https://www.youtube.com/user/anafrancocom

Con el tiempo vi que los adultos que veían los cuentos lograban salir por un momento de su realidad, que se centraba en deudas por pagar, noticias aterradoras, peleas por política, pánico por la pandemia, etc, así que con mayor razón decidí seguir con los cuentos. Además estar en contacto con recuerdos de su infancia les ayudaba a conectarse con su niño interior, a imaginar, recordar sus sueños y mil razones para disfrutar la vida y no simplemente sobrevivir.

Soy Comunicadora Social y Periodista de profesión, pero cantante por vocación y durante doce años aproximadamente me dediqué a manejar los medios escolares de colegios, así que me encargaba de temas como la página web, emisora, publicaciones, videos y mucho más, pero en el fondo sentía que lo mío realmente era cantar, así que hace cuatro años me dediqué de lleno a la música y cantaba en restaurantes, hoteles, eventos, pero cuando empezó la cuarentena mi vida laboral cambió, empecé a hacer video serenatas y eso me abrió la posibilidad de cantar sin importar si mis clientes estaban en la misma ciudad o país.

Los cuentos no me generan entradas económicas, pero me hacen muy feliz y no sé hasta cuándo los lea, siempre me ha encantado una frase de Eduardo Galeano que dice: “mucha gente pequeña en lugares pequeños haciendo cosas pequeñas puede cambiar el mundo”, así que me gusta ser parte de ese cambio sin importar mi pequeñez.

Ir arriba