DICIEMBRE… UN MES EXCEPCIONAL

DICIEMBRE… UN MES EXCEPCIONAL

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

El mes de diciembre personalmente me encanta, porque se celebran infinidad de acontecimientos que han hecho la diferencia en mi diario vivir. Además de tener la rica sensación de amor y felicidad plena por cada reunión familiar, cada postre hecho por mi mamá, cada cena especial con un menú de una sola vez al año, por la preparación del corazón por el nacimiento del niño Jesús, por el poder de analizar los logros alcanzados en el ciclo que va a terminar o por comenzar un año nuevo con expectativas altas, donde se reflejan cambios o simplemente se siguen maquinando ideas para llegar a las metas propuestas. Sin embargo, diciembre no solo es importante por la felicidad inagotable que generan las fechas que todos conocemos, también está en el calendario el 3 de diciembre, donde se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. “En 1992, al término del Decenio de las Naciones Unidas para los Impedidos (1983-1992), la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el día 3 de diciembre como el Día Internacional de las Personas con Discapacidad.
El Decenio había sido un período de toma de conciencia y de medidas orientadas hacia la acción y destinadas al constante mejoramiento de la situación de las personas con discapacidades y a la consecución de la igualdad de oportunidades para ellas.

Posteriormente, la Asamblea hizo un llamamiento a los Estados Miembros para que destacaran la celebración del Día, y así fomentar una mayor integración en la sociedad de las personas con discapacidades.” (Fundación Saldarriaga Concha).

Que los derechos de las personas con discapacidad sean recordados cada 3 de diciembre y sean significativos para nuestra población, no significa que sean cumplidos en su totalidad, puesto que no siempre la justicia y la equidad está a nuestro favor, pero eso no significa que día a día se luche por alcanzar una completa igualdad de derechos, donde todos podamos disfrutar de lo mismo bajo las diferencias de cada personas, porque debemos recordar que lo encantador de la vida son las pequeñas diferencias de la misma.

Hoy quiero invitarlos a que en este mes nos cuidemos igual o más que siempre, no olvidemos que la pandemia sigue y el mejor regalo es proteger a las personas que amamos, se que añoramos estar en familia, pero para todo hay su momento y lugar.

Ir arriba