Dos meses de paro  nacional: Hostigamiento y estigmatización

Dos meses de paro  nacional: Hostigamiento y estigmatización

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Dos meses de paro  nacional: Hostigamiento y estigmatizaciónEl lunes se cumplieron dos meses de paro nacional, y este mismo día el canal RCN un medio tradicional aliado de políticas de gobiernos como el actual saco al aire un espacial sobre el Portal América ahora Portal de la Resistencia en Bogotá, con el cual buscan deslegitimar la protesta social mostrando a sus televidentes el lado negativo de lo que se hace en este punto de la ciudad y visibilizando problemáticas que han estado soterradas durante mucho tiempo atrás, como el expendio de drogas, las cuales no son una situación nueva en este sector.

La investigación de Noticias RCN se centra en decir que este ya no es un punto de concentración de manifestantes sino un espacio tomado por un grupo de expendedores de drogas, las afirmaciones llegan a tal punto de comparar el Portal con “la L y el Cartucho”, limitándose a entrevistar a pocos habitantes de los sectores aledaños quienes se han visto afectados por las manifestaciones y a mostrar solamente las ventas de drogas, los daños al Portal y parques aleñados, dejando de lado el centro de esta situación,  la protesta social que ha emergido y el abuso de la autoridad en contra de los manifestantes, que lo único que exigen al gobierno es garantías de derechos y un alto a la violencia.

Vea aquí el Especial de Noticias RCN https://www.noticiasrcn.com/bogota/investigacion-portal-de-las-americas-y-microtrafico-382527

El expendio de drogas en las calles de Bogotá ha sido una problemática histórica que no se ha podido controlar, más aun en sectores don la población vive la desigualdad y falta de oportunidades para la juventud, muchos de los barrios alrededor del portal de la Resistencia tienen calles que se han convertido en expendios de drogas, espacios públicos llenos de escombros en los que ni las alcaldías locales ni la alcaldía de Claudia López han hecho mucho por intervenir y hacer frente a esta problemática que enfrentan los habitantes de estos barrios.

Es así, como no podemos centrar la situación de expendios de sustancias sicoactivas como un problema que ha traído consigo las protestas sociales en este punto de la ciudad, la mayoría de jóvenes que han estado allí, son aquellos que no tienen oportunidades de educación ni labores y que están cansados de que el estado no garantice ni a ellos/as ni a sus familias los derechos básicos para tener una vida digna,  por eso han decido mantenerse en las calles.

En el Portal de la Resistencia incluso se desarrollo una asamblea popular de la cual surgió el desarrollo de un pliego de peticiones para el gobierno nacional, a pesar de que la administración de Claudia López aunque en algunas ocasiones por medio de sus redes sociales ha expresado disculpas a las juventudes por la falta de empatía y la violencia que ejercido la fuerza pública, la violencia no ha parado ni en el portal de la Resistencia, ni en ningún punto de la ciudad, el descaro de la mandataria ha llegado a tal punto de poner en su twitter afirmaciones graves en contra del movimiento político Colombia Humana y sus dirigentes de financiar el “vandalismo” que ha estado presente en Bogotá, desconociendo todo lo que ha pasado alrededor de este gran estallido social y la organización de la ciudadanía que crece con el paso de los días.

Este “especial” de Noticias RCN y el cubrimiento que han hecho medios como la Revista Semana y Caracol al paro nacional durante este tiempo, es la muestra de la persecución sistemática y las alianzas que tienen estos medios con gobernantes de ultra derecha que durante décadas han estigmatizado la protesta social, a todas las organizaciones y  las personas que piensan y actúan diferente a ellos y que actúan en pro de los derechos humanos, es clave el papel de los medios de comunicación emergentes en el marco de la protesta, porque solo el cubrimiento veraz mostrara a la ciudadanía la información de lo que pasa en las calles.

La alianza entre gobiernos de derecha, fuerza pública y medios de comunicación ha dejado amenazas, violencia, persecución y estigmatización a quienes han estado en las calles poniendo sus cuerpos y sus voces por un país mejor. En este tiempo son más de 83 homicidios, 1.677 personas heridas por el accionar de la fuerza pública, 80 casos de lesiones oculares, 267 personas defensoras de derechos humanos han sido agredidas mientras ejercen su labor, 106 personas victimas de violencias basadas en género y 84 personas siguen aún desaparecidas según la Campaña Defender la Libertad un Asunto de Todas.

La protesta social que empezó el 28 de abril en diferentes ciudades del país en contra de la Reforma Tributaria que quería implementar el gobierno, se ha convertido en un gran estallido social en el que el pueblo colombiano se ha tomado las calles mostrando la inconformidad que se tienen con gobiernos como el de Iván Duque con sus políticas de muerte y que han sometido a más pobreza, violencia y desigualdad. Han sido dos meses en los que las calles se han pintado de colores y alegrías con las diferentes muestras culturales y artísticas que las juventudes han puesto en estos espacios de lucha.

A esta gran protesta social que ha sostenido mayoritariamente la juventud, se han sumado muchos sectores sociales, individuales, diversidades, miles de personas se han reunido en las calles de diferentes ciudad, y han sido fuertemente atacados/as por el actuar desmedido de la fuerza pública, la violencia se ha tomado las calles durante muchas noches en estos dos meses, y los protagonistas han sido las primeras líneas principalmente en Cali y Bogotá, quienes se han convertido en un icono de respeto al enfrentarse con el ESMAD para defender a los manifestantes de los ataques de aturdidoras, gases e incluso armas.

Incluso mujeres que son madres se han sumado a las primeras líneas para mostrar al país y al mundo que esto es un asunto de todos y todas “Los jóvenes de primera línea en el Portal nos respetan, nos quieren como a sus madres porque incluso nos dicen que con la olla comunitaria que ha sido una de las formas de resistir tienen más opción de alimentarse que en sus propias casas, donde la falta de oportunidades que se incrementó con la pandemia los tiene  sumidos en la pobreza” Mamá de primera línea portal de la Resistencia

La invitación es a seguir construyendo desde los movimientos sociales y la pregunta que esto nos deja es ¿Cómo los medios emergentes se deben seguir organizando para hacer frente a toda la desinformación que los medios hegemónicos siguen replicando en Colombia?

Ir arriba