Es un primer paso

Es un primer paso

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Es un primer pasoDespués de los resultados de las elecciones al Senado Nacional, Cámara de Representantes y Consultas Interpartidistas, se evidencia un ligero cambio en el mapa político del país. El Pacto Histórico de Gustavo Petro logró ser el movimiento con más votación en el Congreso de la República, sin embargo, las maquinarias tradicionales también supieron darse su lugar en las urnas.

Los resultados de las elecciones del pasado domingo 13 de marzo, es una pequeña bofetada a las grandes maquinarias del país que cada cuatro años se tomaban el Congreso, aunque siguen siendo mayoría los partidos tradicionales, en esta oportunidad los movimientos alternativos y de izquierda acomodaron alrededor de 50 congresistas en el recinto legislativo, lo que quiere decir que el periodo legislativo durante los próximos cuatro años va a estar bastante interesante, se mantiene la polarización y esto se ve reflejado en las voces que representaran al pueblo en el Congreso de la República.

Por otro lado, la estrategia de Petro de presentar una lista para las consultas interpartidistas pereciera que le dio resultado, su nombre en las consultas asociado al Pacto Histórico cautivó más votantes para los tarjetones de Cámara y Senado, y sin lugar a dudas catapultó a Francia Márquez como un nuevo fenómeno político en el país, logrando más votos que David Barguil, Sergio Fajardo y Alex Char, políticos con tradición y maquinarias. Detrás de Barguil estaba la maquinaria conservadora, de Char, la estructura corrupta de la casa Char en la costa atlántica del país y Fajardo un tipo con experiencia política que pareciera no haber logrado los resultados que estaba esperando.  

Otro de los hechos políticos más destacables es que la tibieza de Sergio Fajardo hace cuatro años hoy le pasó factura, aunque ganó la puja dentro de la coalición de la esperanza, el resultado no fue el esperado, las divisiones internas le costaron sufragantes y fue la coalición con menos votos, se tenía una alta expectativa porque ellos se vendían como la unidad del país, sin embargo estas elecciones primarias demostraron una vez más que el país sigue dividido entre izquierda y derecha, aunque la izquierda entra pisando fuerte recaudando más de 5.450.000 votos con miras a la primera vuelta presidencial el próximo 29 de mayo.

La derecha colombiana se ha caracterizado por estar en plena unidad y este año no es la excepción, una vez más están demostrando que van hacer lo que sea por impedir que una nueva fuerza política llegue a gobernar el país, aunque en estas elecciones primarias lograron recaudar poco más de 3.500.000 votos, pareciera que deja un sin sabor, pues solo Gustavo Petro Recaudó más votos que los cinco candidatos del “Equipo por Colombia” es por eso que Oscar Iván Zuluaga terminó uniéndose a Federico Gutiérrez, con el objetivo de recoger todo el espectro político de extrema derecha y derecha en los hombros de Gutiérrez, que se echa a sus espaldas el continuismo y las política de muerte en Colombia, pues en el gobierno Duque se han presentado más de 96 masacres 700 líderes sociales asesinados, 28 muertos y 91 personas desaparecidas en el marco del paro nacional, sin mencionar la hambruna y miseria que se viven en las calles más recónditas del país. 

Estas elecciones dejan un resultado bastante interesante para el nuevo proyecto político que propone el candidato Petro, basando su discurso en una estructura técnica y científica dejando desarmado a sus contendores políticos en lo que se ha visto en los debates, el país tendrá como deber escoger entre lo intelectual o lo absurdo.

Estas primeras elecciones son un abrebocas de lo que podría ser la primera vuelta presidencial, izquierda y derecha disputándose nuevamente las altas esferas del poder, no obstante, el país ya conoce las consecuencias de lo que puede dejar otro gobierno tradicionalista. Lo que queda de campaña será el reflejo de una sociedad en decadencia, pues se evidencia en las piezas publicitarias lo miserables y mentirosos que son los mensajes que difunden por todos los medios, propagando miedos absurdos, esperando que el país no vuelva a caer en las mentiras de estos poderosos que no quieren el progreso que Colombia necesita.

Las opiniones realizadas por los columnistas del portal www.laotravoz.co no representan la identidad y línea editorial del medio. Les invitamos a leer, comentar, compartir y a debatir con respeto.

Ir arriba