Favor u Obligación

Favor u Obligación

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Favor u ObligaciónLlegaron las primeras vacunas a nuestro país, exactamente 50.000, apenas el 0,08% de todo el plan de vacunación programado por el Gobierno Nacional y si bien no fuimos de los primeros países tampoco somos los últimos en iniciar con la vacunación; se acabó la espera e inicio una etapa de esperanza para quienes a diario ponen su vida en riesgo, pero al mismo tiempo inicia la incertidumbre para quienes dudan de si aplicarse la vacuna, de cuando les tocara o si les tocara.
En medio de un show mediático por parte del Presidente, algunos ministros y mandatarios locales, se inició con las primeras vacunas al personal médico de primera línea de atención, una vacunación básica y esencial en medio de una pandemia la cual no daba espera y mucho menos permitía sacar pecho por algo que nos deben los gobernantes que nosotros mismos hemos elegido; ahora todo parece que le debemos la vida y un favor a ellos por gestionar unas vacunas a las cuales tenemos derecho por solo mandato constitucional, el derecho a la vida.
En su discurso, el presidente dijo que no era momento para egos políticos y más se demoró en dar el discurso que en viajar a Sincelejo para estar presente en el proceso de vacunación de una enfermera en un hospital público que esta intervenido y que adeuda salarios a su personal; una vez más queriendo demostrar que le debemos la vida y un favor por traer esas vacunas.
De tener unos mandatarios reales, dados a su gente, a sus electores, a su país, no deberían aparecer en ninguna de esas instituciones; con un comunicado creo que sería suficiente, un comunicado que exalte la labor del personal médico y no uno que saque pecho por una obligación que tienen.
Es hora que despertemos, quienes nos gobiernan se deben a nosotros y no nosotros a ellos, claro que debemos emocionarnos por las vacunas, es una gran esperanza para la humanidad y para nuestro país, pero lo que si no debemos es agradecer por algo a lo que tenemos derecho, debemos exigir que sea un proceso transparente, ágil y que en unos días no estemos viendo en los titulares casos de corrupción con las vacunas.
Así que el mensaje para el gobierno es: a cumplir con celeridad sus obligaciones.

Ir arriba