Gustavo Petro: pareciera que no queremos ser poder

Gustavo Petro: pareciera que no queremos ser poder

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Gustavo Petro: pareciera que no queremos ser poder

Las mayorías de este país están con Gustavo Petro, él ha demostrado una entrega absoluta por Colombia, una capacidad intelectual que asusta a muchos, es el único candidato que tiene claro su programa de gobierno y que no busca ganar seguidores desdibujando a otros, es carismático y honesto, se ha ganado el corazón de la gente y representa a una ciudadanía inconforme que está cansada del abuso de poder, la corrupción, la desconexión con las necesidades de los diferentes sectores del país, los engaños, mentiras, cinismo y de la violencia en la que nos han sumergido el mandato Duque y dirigentes anteriores de la misma línea, es la esperanza de un pueblo que hoy más que nunca clama un cambio; pero para que sea posible ser poder además del buen programa, que indudablemente se tiene y del respaldo de la gente, se necesita de estrategia.

El senador propone una lista abierta con voto preferente lo que dificultaría que lideresas con enormes capacidades y con mucho que aportarle al país desde su conocimiento, experiencia y trabajo con las comunidades lleguen a obtener la votación requerida y seguiríamos como de costumbre, con los mismos; los candidatos a reelegirse tendrían ventaja tanto por sus electores como por el presupuesto o apoyo de campaña sobre los que se lanzan por primera vez, y con mucha dificultad aumentaríamos la cuota femenina en el congreso. La participación activa de las mujeres en política es un objetivo inaplazable que no puede quedar solamente en el discurso, para el ejercicio de una ciudadanía plena se hace necesario dar el paso no solo de elegir, sino también de ser elegidas, necesitamos a las mujeres legislando; es el momento de practicar la paridad y la forma de lograrlo es mediante lista cerrada, con alternancia (mujer, hombre) y de esta forma asegurar la representación, facilitarle el proceso a los electores y aprovechar toda la votación.

El país sigue tomando decisiones desde una sola mirada, con muy malos resultados y una sociedad democrática incluye la representación de todos los sectores que la ocupan, es momento de saldar la deuda histórica que se tiene con las mujeres y propiciar un cambio sustancial, en equidad, que nos lleve a las transformaciones necesarias germinadas desde ámbitos de discusión diversos.

Con lista cerrada tendríamos la posibilidad de ser mayoría en el congreso, no es momento de campañas individuales donde compitamos entre nosotros mismos para elegir con votaciones muy amplias a los mismos de siempre, y quedar cortos en representación; no es momento para darle paso a aquellos que mueven grandes maquinarias y compran votos, no es momento para darle ventaja a la extrema derecha que nos tiene empobrecidos, amenazados y en un duelo interminable. El país no aguanta más equivocaciones, se trata de trabajar por el bienestar común para sacar a Colombia de este mar de sangre y lágrimas, confio en que como siempre Gustavo Petro reconsiderará su planteamiento, no se dejará manipular por los otros partidos, y optará por apoyar la mejor decisión, la que nos beneficie a todas y a todos.

Ir arriba