La música como conductora de emociones

La música como conductora de emociones

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Todos nos hemos inquietado durante una película, hemos sentido nervios, suspenso, miedo, tristeza, alegría, melancolía. Estos sentimientos los relacionamos directamente con las imágenes que vamos viendo cuadro a cuadro, la luz que invade nuestros ojos y el momento de la trama de la película, pero inconscientemente estamos escuchando atentamente los sonidos que entran a nosotros y producen estas emociones, a veces inclusive más que lo que conscientemente percibimos.

Podemos y si quieren, hacemos el experimento en casa, te reto a mirar una película sin sonido, solo mírala si quieres subtitulada y te recomiendo que sea una película de animación, de terror o de suspenso, y me dirás si sientes lo mismo que cuando te dejas invadir por la banda sonora y los efectos sonoros. De verdad creo que te vas a aburrir desde los primeros minutos de la película, así que no importa si terminas el reto, lo que quiero que percibas es la importancia del sentido del oído como un conductor de emociones.

Tenemos un banco de sonidos, una biblioteca mental construida desde que estamos en el vientre de nuestras madres que a todo momento está activa, inclusive cuando dormimos, esta ha sido alimentada en primera instancia por la voz de nuestros padres, de los conocidos, los sonidos del ambiente y los sonidos del cuerpo. Cuando nacemos y crecemos, la cultura pop y la difusión de medios han permitido que esta biblioteca de sonidos crezca automáticamente con música, efectos de sonido, ambientaciones y voces características que hacen parte de esta increíble zona de experiencias musicales.

Este fenómeno lo han sabido aprovechar los directores de Hollywood en sus películas para causar emociones en el público sin que estos sepan realmente qué es lo que está ocurriendo en su cerebro, esta experiencia de ligar imágenes con sonidos se utiliza para darle verosimilitud al contexto de la película y hacerlo más creíble para el cerebro, para el cine moderno esta brecha entre los sentidos debe ser lo más estrecha posible para generar credibilidad en el público.

Si te interesa entender la forma en que el cerebro entiende los efectos especiales de las películas puedes buscar en Youtube: Tono Sheppard, enharmonía, efectos de suspenso, efectos de terror. Con estas búsquedas inmediatamente vamos a reconocer todo lo que los directores han querido meter en nuestras mentes del funcionamiento de la música y su relación con las emociones.

Ir arriba