Las mentiras y negocios de Peñalosa: 25 años

Las mentiras y negocios de Peñalosa: 25 años

UTLIZÓ SU PODER PARA QUE VOLVO VENDIERA EN COLOMBIA MÁS 2.300 BUSES PARA TRASMILENIO POR UN VALOR SUPERIOR A LOS 3.5 MILLONES DE DÓLARES Y PARA PRIVAR DE UN METRO A BOGOTÁ. SU HOJA DE VIDA SOBRE CALIFICADA ILEGALMENTE LE HA SERVIDO PARA SUS NEGOCIOS.
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email

Hace 25 años, en 1998 por esta misma época, Enrique Peñalosa como alcalde mayor de Bogotá firmaba el convenio de financiación del Metro de la ciudad con el gobierno nacional, en cabeza del presidente Ernesto Samper. Este proyecto hablaba de 3 líneas amarradas a tres troncales de Trasmilenio, el sistema de buses BRT (Bus Rapid Transit) tal y como se repite en la actual propuesta de Peñalosa hecha desde 2016 y vigente aún.

Peñalosa tenía claro como alcalde mayor que detrás de Trasmilenio habían grandes negocios como la venta de buses con la sueca Volvo y las concesiones para privados tanto de la operación como del recaudo de la misma, entre otros.

Era un proyecto más ambicioso que los proyectos de metro que hoy se disputan el protagonismo y que el próximo alcalde de Bogotá deberá decidir por el bien de Bogotá cuál construye; si elevado o subterráneo, ya que el consorcio chino contratado por Peñalosa ha incumplido reiteradamente para la entrega de los estudios y diseñados de ingeniería de detalle fase 3 del viaducto y sus estaciones como lo reconoció hace un mes la alcaldesa Claudia López en este video: 

https://www.youtube.com/watch?v=JvJm6OXDdmg&t=16s

Y de otro lado, porqué los estudios del subterráneo, dejados listos por el ex alcalde Gustavo Petro en 2015, sí permitirían comenzar las obras del túnel y sus estaciones inmediatamente.

https://www.elespectador.com/bogota/para-penalosa-el-metro-elevado-era-feo-ahora-es-la-mejor-opcion-article-650636/

Peñalosa también ha generado polémica por su forma de pensar sobre los metros. Desde 2012 cuando el alcalde era Gustavo Petro, atacaba los metros Elevados. Luego en 2015 cuando supo que Petro había dejado todo listo para construir un metro subterráneo con estudios del ingeniería de detalle avanzados, decidió atacar el subterráneo, botar esos estudios y cambiarlo por un metro elevado. En sus redes sociales quedaron consignados los trinos en contra del elevado, que después terminó borrándolos.

La posibilidad de modificar el convenio con los chinos es viable jurídicamente han asegurado los abogados de la Nación y probablemente pueda darse para entregarle a los bogotanos la mejor obra, claro esta sin afectarse el presupuesto de lo contratado por Peñalosa en 2019, afirmó el contralor General de la República, Carlos Rodríguez días atrás.

“Nosotros siempre hemos procurado allí servir como un agente interlocutor, tanto con la Contraloría de Bogotá, para que en el evento de que se realice algún tipo de modificación no vaya a causar efecto dentro del tema presupuestal y en el tiempo, que no vayan a terminar perjudicados los bogotanos frente a este tipo de decisión, afirmó Rodríguez.

Le puede interesar el siguiente link

https://www.laotravoz.co/un-cuento-chino-llamado-metro-elevado/

Pero volvamos a 1998.

Luego de la firma de ese convenio entre samper y Peñalosa se generó una gran polémica. Maria Mercedes Cuellar, ex miembro de la junta directiva del Banco de la República y quien aspiraba en ese momento al Senado, advertía sobre la posibilidad de que el gobierno de Samper no pusiera el dinero, »es un saludo a la bandera», que »ni siquiera con un compes se asegura el proyecto para Bogotá» y »el convenio electoralmente es muy conveniente», afirmaba la exparlamentaria.

Otras voces, como la de Armando Montenegro, en ese momento presidente de la ANIF, aseguraban que »Peñalosa debe comprometer a los tres o cuatro candidatos más opcionales en las encuestas», para la Presidencia con el fin de que no fueran a parar el proyecto. Todos dudaban de la voluntad de Samper o del próximo presidente; sin embargo, al final fue Peñalosa el que le incumplió a Bogotá, por primera vez.

El burgomaestre capitalino también entraba a la polémica y aseguraba que »No me han metido ningún gol’‘ ya que era consciente desde la perspectiva legal que ese acuerdo no comprometía a nada. »De todas maneras es un documento en el que está la firma del alcalde y del presidente con el respaldo del ministro de Hacienda y del jefe de Planeación Nacional. Eso en este país y en una ciudad civilizada tiene algún valor» aseguraba Peñalosa y añadía »tenemos que aprovechar que hay un presidente que tiene interés en que el metro se haga». 

Ernesto Samper en 2017 aseguró en un video en sus redes sociales que Peñalosa le había hecho conejo a los bogotanos. »A los 3 meses de dejar mi gobierno, Peñalosa cogió el dinero del Metro para construir más rutas de Trasmilenio y para otros objetivos, es decir le puso conejo a Bogotá y ahora le va a poner conejo otra vez a Bogotá»… y agregó que ahora quiere destruir la carrera Séptima para meter más Trasmilenio...»yo quiero invitar a los bogotanos a que se opongan a esta locura’‘.

Vea al expresidente Samper denunciar a Peñalosa

https://youtu.be/ak6M3stc-VU

PEÑALOSA RECONOCE QUE NO TENÍA MAESTRÍAS NI DOCTORADOS

En medio de un evento en la Procuraduría General de la Nación, el 1 de junio de 2017, el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, dejó en claro las falsedades en su hoja de vida que presentó para aspirar a la Alcaldía Mayor y aseguró, después de un año de que una investigación del diario El Espectador revelara estos graves hechos,  que no tenía títulos de maestría ni doctorado y que ninguno de sus estudios cursados en el extranjero eran homologables en Colombia, por lo que mucho menos podrían ser calificados como maestría o doctorado. “Quiero aclarar, respecto a la presentación, que no tengo ni maestría ni doctorado.Tengo un posgrado del Instituto Internacional en Administración Pública (IIAP) de París, y otro posgrado de la Universidad de París”, manifestó el burgomaestre. Títulos que apenas podrían servir como requisito para cursar un doctorado.

Peñalosa no sólo engañó por años a los bogotanos y colombianos con sus credenciales académicas sobrevaloradas, también lo hizo con el Institute Trasportation  and Development Policy, ITDP (por sus siglas en inglés);  con el Project For Public Spaces y su programa ‘Placemaking Heroes’ y con Volvo, donde presentó hojas de vida donde se atribuía los mismos títulos falsos; y donde además dice ser profesor visitante de la prestigiosa Universidad de New York, lo que tampoco sería cierto, aunque haya sido invitado como conferencista a participar en foros sobre transporte, BRT, movilidad y ciudades sostenibles.

 

Estos foros son organizados por Centros como el Rudin de NYU; o por entidades gubernamentales como el US Department of Trasportation (Federal Transist Admnistration),  y normalmente son cubiertos por  The Wagner Planner, un boletín estudiantil independiente de la Asociación de Estudiantes de Planificación Urbana (UPSA) en la Escuela de Graduados en Servicio Público Robert F. Wagner de NYU donde en sus artículos sobre Peñalosa, al menos dos encontrados,  no dice en ninguna parte que haya sido profesor visitante de NYU.

Peñalosa aprovechó su paso por la alcaldía entre 1998 y 2001 y su hoja de vida para construir relaciones internacionales muy sólidas que le permitieron ser de alguna forma la cara más visible de la marca Volvo Buses en el mundo para abrir mercados en más de 90 países en los 5 continentes.

https://vimeo.com/152820971

Mira a Peñalosa vendiendo buses para Volvo

Para eso sobrevaloró su hoja de vida indebidamente, utilizó su poder en sus dos periodos como alcalde, llegó a la presidencia del ITDP y se posicionó internacionalmente como un ‘Placemaking Héroe’ algo así como un experto en planeación de ciudades, un reconocimiento que le hizo el Project For Public Spaces, una organización non profit que vive de donaciones del gobierno y de empresas privadas como la misma Volvo.

Peñalosa también ha repetido varias veces que nunca recibió ningún salario durante sus más de 8 años que estuvo al frente de la presidencia del ITDP fundación que elevó los salarios de su junta directiva y funcionarios desde cuando el exalcalde de Bogotá fue  elegido como presidente de la junta directiva en 2008.

 

Como dato curioso dentro del Board de ITDP aparece otro colombiano: Felipe Targa.

Peñalosa logró meter en la Junta del ITDP a Targa de 43 años, un precoz experto en temas de movilidad que con tan solo 19 años, entre 1998 y 2001 -los mismos años de la primera alcaldía de Peñalosa– siendo apenas un estudiante de la Universidad de Los Andes ya trabajaba como asesor de transporte urbano de la Oficina de Participación Privada en Infraestructura del DNP, Departamento Nacional de Planeación; donde se ocupó de la planeación y diseños previos de Transmilenio y del metro de Bogotá, así como lo oyen, del metro de Bogotá.

¿ Serán estos los mismos diseños que 25 años después siguen esperando los bogotanos que el consorcio chino termine de entregar?

En 2010 el Ministro de Transporte Germán Cardona nombró a Targa como su viceministro, cargo en el que manejo temas relacionados directamente con movilidad urbana. Renunció en julio de 2012. Durante esos mismos años Targa hizo parte de la junta directiva del ITDP que presidía Peñalosa. Sin embargo, en sus hojas de vida publicadas no aparece este trabajo. Preguntas: ¿Recibió Targa otro sueldo siendo viceministro en el gobierno de Juan Manuel Santos? ¿Tenía algún impedimento legal para hacerlo? ¿Por qué no aparece en sus hojas de vida su paso por el ITDP?

El estratégico paso del viceministro Targa por el ITDP entre 2010 y 2013 años cuando su amigo Peñalosa presidía el Instituto, coincide con la millonaria venta de 688 buses de Volvo a Bogotá, todo un récord para la época. »Volvo Bus Latin America ha vendido recientemente 688 chasis de autobús a la capital de Colombia, Bogotá. Es el acuerdo más grande de la empresa en Colombia. El acuerdo abarca chasis para autobuses convencionales, así como autobuses articulados y biarticulados», aseguraba Volvo en un boletín de prensa fechado 2011-12-09.

 

El ‘Placemaking Héroe’ Peñalosa en sus participaciones en los foros de la Universidad de New York, NYU, pero también ante Naciones Unidas y decenas de ciudades en el mundo, aborda temas como la ‘Erradicación de la pobreza a través del Trasporte Sostenible’ (Poverty Eradication through Sustainable Transport como una experiencia de Bogotá meta, que sin embargo, que no logró cumplir durante su alcaldía entre 2016-12019 ya que los indices de pobreza en Bogotá aumentaron en relación con la administración de su antecesor, Gustavo Petro; y también charlas sobre la Felicidad Urbana (‘Urban Hapiness with Enrique Peñalosa!).

En 2010 Peñálosa, por ejemplo,  fue invitado a participar en un foro de tres días realizado en Cleveland, Boston y New York para apoyar el crecimiento de los sistemas de buses rápidos BRT en Estados Unidos a donde sólo acudieron funcionarios de 35 ciudades de 96 afiliadas a la Asociación Nacional de Funcionarios de Trasporte de Ciudades,  NACTO, por sus siglas en inglés. Peñalosa intentó convencer a los asistentes de la importancia de tener claros los desafíos para la implementación de los BRT en Estados Unidos, un mercado que no le ha terminado de sonreír como este quisiera.

»Superar las percepciones de que los autobuses son una forma de transporte ―inferior-, a través de la marca (por eso ha sido representante mundial de Volvo) y mejoras estéticas; argumentar políticamente que un sistema BRT es un proyecto de mejora de infraestructura; obtener el apoyo de inversores inmobiliarios privados; y convencer al público de que la reasignación de espacio lejos de los automóviles para el uso de BRT es equitativo y democrático y ayuda a crear un sentido de lugar y comunidad» fueron algunas de las recomendaciones dadas para defender el mercado de los BRT.

Hace poco el concejal Carlos Carrillo trino sobre la forma como la administración de Claudia López cumple al pie de la letra las recomendaciones del exalcalde amigo de los buses de la Volvo.

Otras de las conclusiones que deja  Peñalosa en sus presentaciones es‘tratar al BRT como un sistema de tránsito rápido distinto, no solo como otra ruta de autobús, y comercializarlo en consecuencia demostrando mejoras estéticas en las estaciones (cómo por ejemplo las de Bogotá que no tienen baños?) y que los autobuses también pueden lucir geniales y ofrecer una experiencia de conducción cómoda. Asegúrese de que todos sus elementos estén marcados como tales, no solo por el «valor publicitario», sino también para informar a los nuevos pasajeros sobre las características únicas de BRT».

La principal conclusión de los talleres organizados por el US Department of Trasportation (Federal Transist Admnistration) tiene que ver con el ‘Escepticismo público, político y de los medios de comunicación en general sobre cualquier cosa que tenga que ver con el modo autobús, y la falta de grupos de presión de apoyo naturales como los fabricantes de vagones de ferrocarril, consultores de ingeniería y fanáticos de los ferrocarriles». 

Para Peñalosa y el ITDP es clave para sus intereses decir que al menos 100 ciudades del mundo tienen sistemas de BRT operando. Lo que nunca dicen y por obvias razones es que ya existen en el m mundo 218  líneas de metros, en su mayoría subterráneas y que actualmente se construyen 31 más; dentro de las cuales estaría la primera del Metro de Bogotá, cuya única referencia es la construcción en 2020 de un patio taller; que podría servir para guardar una numerosa flotilla de BRT.

En 2015 se hundió la posibilidad de un metro para Bogotá no porque fuera subterráneo, sino porque en el proyecto no estaba contemplado construir nuevas troncales para los los biarticulados y BRT de Volvo, la principal fabricante en el mundo de estos gigantes con presencia en 95 países del mundo y para la cual Peñalosa ha trabajo durante 20 años. Hoy, 8 años después, el panorama del Metro de Bogotá sigue siendo incierto.

LAS VENTAS DE VOLVO EN BOGOTÁ

La marca sueca aseguró en un comunicado de prensa: »Desde 2001, Volvo ha entregado más de 2300 autobuses urbanos al sistema BRT de Bogotá…Volvo es pionera en el desarrollo de autobuses para sistemas BRT y es considerada líder del mercado en América Latina. La empresa ha suministrado, incluido el último pedido, más de 5000 autobuses a sistemas BRT en Curitiba (Brasil), Bogotá (Colombia), Ciudad de Guatemala (Guatemala), Ciudad de México (México), Santiago de Chile (Chile) y San Salvador ( El Salvador)»…Es decir que Bogotá le compró cerca del 50 por ciento de los buses en suramericana a Volvo desde que abrieron el mercado en 2001 gracias a los dos periodos en que Peñalosa fue Alcalde Mayor de la ciudad. 1998-2001; y 2016-2019.

En otro comunicado la marca sueca recuerda que en 2011, Bogotá realizó una importante compra de buses justo antes de que se posesionara Gustavo Petro para decidir construir el Metro Subterráneo. »Volvo Buses ha vendido recientemente 688 chasis de autobús a la capital colombiana, Bogotá. Es el pedido más grande de la empresa en Colombia. El acuerdo cubre tanto autobuses convencionales, autobuses articulados y autobuses biarticulados». Esta venta récord se logra en ese momento, vale la pena recordar, gracias a los buenos oficios del viceministro de Transporte y miembro del Board de ITDP, Felipe Targa.

Con esta millonaria venta , aseguraba Volvo en ese momento, »se consolida su posición como proveedor líder de autobuses de alta capacidad y soluciones BRT en América del Sur’‘, lo que le seguía abriendo mercados en otros países centroamericanos y en Chile, especialmente, donde la cuestionada familia de empresarios Ríos Velilla de Bogotá logró controlar la operación de Transantiago (El Trasnmilenio chileno) desde 2004 con el poyo del expresidente Uribe;  por 6 años, hasta cuando se declararon en quiebra.

En 2004 el ex presidente Uribe viajó a Chile para pedirle al presidente Ricardo Lagos apoyar a los empresarios Ríos Velilla en la operación de Transantiago. En las fotografías se le ve al exmandatario con Javier Ríos velilla y y la exministra María Consuelo Araujo, quien después en 2016 sería la gerente de Peñalosa para Trasmilenio.

En la foto, cortesía del diario El Mercurio, se ve a Uribe, Ríos Velilla y Araujo en Transantiago

Vea en el link cómo los Ríos Vellilla acabaron con Transantiago en Chile

https://www.youtube.com/watch?v=LXhf4ZAIHLw

Ciudades mucho más pequeñas que Bogotá y con mucha menos densidad poblacional como Santiago de Chile y Medellín construyen su séptima y tercera línea de metro en proyectos que arrancaron hace apenas 5 años. Otras ciudades como Quito también terminaron su metro en tiempo récord, mientras el metro de Bogotá sigue generando incertidumbre por la forma como fue contratado y condicionado a las construcción de más troncales para los buses de Peñalosa y Volvo.

A finales de 2018 en plena alcaldía de Enrique Peñalosa, a menos de un año de abandonar el palacio Liévano, se le facilitó la venta anticipada a Volvo de 700 buses más para Bogotá, rompiendo nuevamente todos los récord en Suramérica, afirma la marca sueca en un comunicado.

Probablemente, sí Peñalosa no hubiera ganado su elección, el millonario negocio con Volvo negocio nunca se habría hecho, y seguramente ya estaría andando el Metro Subterráneo propuesto por el hoy Presidente Gustavo Petro. Lo que se desconoce aún es si Peñalosa recibió alguna comisión de éxito o porcentajes de ventas cada vez que los suecos cerraron negocios en Colombia.

https://www.semana.com/nacion/articulo/que-hay-detras-de-las-reuniones-del-asesor-de-penalosa-con-volvo/594100/

También salieron a la luz pública 12 reuniones que tuvo el asesor de Peñalosa, Oscar Edmundo Díaz, con Volvo entre 2017 y 2018 lo que habría sido el direccionamiento de una multimillonaria venta por US2.300 millones de dólares para la adquisición de 1.383 buses de la Volvo, disfrazada de licitación que terminó comprando buses Diesel desechados en Europa; y no los eléctricos de última generación como cuestionaron varios concejales de la ciudad, como Juan Carlos Florez y Manuel Sarmiento.

Recientemente Peñalosa aseguró que los buses que de ‘última generación’  que Volvo le vendió  a Bogotá en 2018 tenían una vida útil de 100 años y no es cierto. Cabe recordar que los buses de Transmilenio que ya salieron de funcionamiento en Bogotá apenas tuvieron una vida útil de 20 años.

»En una licitación pública con los operadores Fanalca/Transdev y Somos K, Volvo Buses se ha encargado de entregar 700 autobuses urbanos a Bogotá en Colombia. Los buses operarán Transmilenio, el sistema BRT (Bus Rapid Transit) de Bogotá. Los pedidos son los más grandes para Volvo en diez años en América del Sur y confirman la posición de liderazgo de la empresa en el segmento BRT’‘, aseguraba en otro comunicado la marca sueca.

Volvo agrega que  »los pedidos por un total de 700 buses Volvo son el resultado de una importante adquisición en Bogotá donde se adquieren 1441 buses para el sistema BRT (Bus Rapid Transit) de la ciudad, Transmilenio. Volvo ha participado como socio de los operadores Fanalca/Transdev y Somos K, ambos adjudicatarios.

A finales de 2019 el exconcejal y excandidato a la Alcaldía de Bogotá Hollman Morris denunció ante  la Fiscalía a Enrique Peñalosa por varios presuntos delitos luego de que la Contraloría de Bogotá hiciera al menos 7 importantes hallazgos de tipo fiscal, disciplinario y penal en el proyecto Metro Elevado de Bogotá, pero nunca se ha sabido sobre los avances de esa denuncia.

Morris es el único periodista que ha investigado a fondo las múltiples irregularidades en la que sería la obra más grande de infraestructura vial en toda la historia de Colombia.

Mira lo que dijo Hollman Morris ex concejal de Bogotá quien se opone a la construcción del Metro Elevado y de más troncales para Transmilenio. 

https://www.youtube.com/watch?v=F31OFVMieBk

Heading Element

Las opiniones  realizadas por los columnistas  del portal www.laotravoz.co  no representan la identidad y línea editorial del medio.
Les invitamos a leer, comentar, compartir y a debatir con respeto.

La Otra Voz