Las vacunas contra el covid

Las vacunas contra el covid

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Las vacunas contra el covidDesde el 15 y hasta el 23 de mayo, los gobiernos nacional y distrital, programaron una jornada de vacunación contra el COVID 19, para las personas mayores de 60 años que no hubieran sido citadas por su EPS, para lo hicieran de acuerdo al último número de la cédula de ciudadanía. Los sitios en los que citaron a las personas son: Centro Comercial Mallplaza, Centro Comercial Paseo Villa del Rio, Centro Comercial Bulevar Niza, Centro Comercial Dorado Plaza y Centro Comercial Avenida Chile.

Conocí de primera mano lo sucedido el 17 de mayo en Mallplaza. Llegamos a las 10 de la mañana, debido a la cantidad de asistentes nos enviaron al parqueadero del último nivel, un sitio sin ventilación y no apropiado para la gente sino para vehículo. A esa hora ya había entre 500 y 800 personas, no había sillas ni ningún tipo de comodidad para los mayores de 60 años. Luego de 3 horas parados, nos empezaron a mover por todo el piso, pasando por el área de juegos, para por fin, llegar a un sitio adaptado, en el área de comidas, para la vacunación. No dejaron entrar a acompañantes, a pesar de que el protocolo autoriza que para personas de estas edades lo asista un acompañante, por cualquier eventualidad.

Las funcionarias guías pertenecen a una empresa privada, Innovar salud, una IPS domiciliaria con 19 años de experiencia (dice en su página web) y la que estaba haciendo la coordinación tenía una chaqueta que decía “contratista” de la secretaría de salud, aunque ella se identificó como representante de esa entidad. Después de 5 horas, sin comer ni descansar, pudimos salir de este proceso. Muchos adultos mayores tienen una dieta especial por sus morbilidades y estas esperas son perjudiciales. Como no hubo una advertencia de la forma de asistir a esa jornada, muchos ciudadanos lo tomaron como ir de fiesta, familias enteras con niños de brazos y mascotas incluidas se vieron ese día, agravando aún más, la riesgosa congestión.

Surgen varias preguntas, ¿por qué estas jornadas las hicieron en centros comerciales?, ¿por qué no utilizaron instalaciones estatales, como colegios, que están desocupados?, ¿cuánto les pagaron a estos centros comerciales?, ¿si es así, cuánto costó ese proceso?, ¿por qué no se utilizaron personas vinculadas a los servicios de salud público?, ¿por qué no había suficientes sillas para todos los asistentes, no pagaron por las sillas?

Ir arriba