Los privilegios de Uribito

Los privilegios de Uribito

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Los privilegios de UribitoLa Corte Suprema de Justicia condenó a 17 años de prisión por corrupción a Andrés Felipe Arias el 17 de Julio de 2014, los delitos del hoy mártir fueron: celebración indebida de contratos sin los requisitos legales exigidos y peculado por apropiación de recursos públicos a favor de terceros. No pudo demostrar su inocencia así que se fugó -una muestra más de su culpabilidad- y resultó en Estados Unidos pidiendo asilo, que por supuesto le negaron por delincuente. Fue prófugo de la justicia por 5 años (de 2014 a 2019) y finalmente extraditado.

Todo se descubrió gracias a la Revista Cambio que denunció los subsidios entregados a terratenientes del Magdalena que financiaron la campaña presidencial de Álvaro Uribe Vélez y a algunos amigos de ese Gobierno, subsidios que sumaban alrededor de 26 mil millones de pesos. Recordemos que este dinero  aprobado para su repartición por Andrés Felipe Arias en ese entonces Ministro de Agricultura hacia parte del programa Agro Ingreso Seguro que supuestamente fue creado para asegurar la competitividad de los campesinos ante los tratados de libre comercio que se avecinaban; favorecería sus condiciones otorgando créditos a muy bajo interés, y concedería incentivos para mejorar infraestructura y adquirir maquinaria y equipos, además apoyaría proyectos de riego y drenaje y facilitaría asistencia técnica subsidiada. Pero finalmente Agro Ingreso Seguro se convirtió en una fachada para pagar  favores y mediante la fragmentación de terrenos lograron hacer la trampa para que el dinero de los campesinos quedara en familias como Lacouture y Vives que fueron los grandes favorecidos, también recibieron tajada 3 narcotraficantes y El Uberrimo S.A.S que fue beneficiario de  subsidios por más de 3 mil millones de pesos en 2008.

En 2010, 224 mil millones de pesos fueron destinados  para salvar a los floricultores y  especialmente favorecidos serían los aportantes a la campaña para la presidencia de Andrés Felipe Arias. De los  117 aportantes a su campaña 43 donaciones venían del sector floricultor. Cómo si fuera poco según Otto Bula capturado por el escándalo de corrupción en Odebrech, a quien le fueron imputados los delitos de cohecho y enriquecimiento ilícito y condenado a 5 años de prisión, aseguró que Andrés Felipe recibía una mensualidad de Odebrech mientras fue candidato presidencial.

Así que es innegable la culpabilidad de dicho sujeto y no cabe la mínima posibilidad de que sea perseguido político, como lo quiere hacer ver el Uribismo, cuando fue Vivían Morales como Fiscal General de la Nación quién en Septiembre de 2014 radicó acusación contra Andrés Felipe y el entonces Procurador Alejandro Ordóñez quien lo sancionó disciplinariamente e inhabilitó por 16 años. Tanto Vivían como Alejandro pertenecen al Centro Democrático, así que es hasta cómico que se hable de persecución.

Uribito ha sido un gran protegido en el Gobierno de Iván Duque, cuando arribó a Colombia extraditado de Estados Unidos no se permitió a los medios cubrir el evento y no existe registro fotográfico que nos recuerde el retorno del fugitivo, cómo si les interesara no dejar evidencia de la historia para manipularla; otro de sus logros es que no lo dejaron cumplir su condena en la picota como lo dispuso el juez de ejecución de penas y medidas, lo premiaron internándolo en el Cantón Norte, allí habita en una casa, dónde su cómoda habitación cuenta con baño privado, televisor, y otros lujos, además tiene acceso a internet, hemos visto en redes los vídeos que ha publicado, las entrevistas que medios de comunicación al servicio del establecimiento le han hecho con el único fin de venderlo cómo víctima, maquillando la verdad y hasta en un foro lo dejaron participar. A su vez Andrés Felipe goza de numerosos permisos para visitar a su familia y amigos, hasta en el Uberrimo parece que ha estado.

Indigna el trato favorable que se le da a este prisionero dada orden del juez de internarlo en la picota y peor aún por los delitos que fue condenado dónde las víctimas directas fueron nuestros campesinos, quienes aún hoy siguen sin un respaldo verdadero por parte del Gobierno y se les ha llevado a la pobreza por la dificultad de competir con los productos importados a bajos precios y la precaria tecnología, carreteras e infraestructura de nuestros campos; nuestros campesinos fueron asaltados por las malas decisiones de Andrés Felipe Arias y su dinero robado para quedar en manos de familias y gentes con poder.  No es como víctima como debe tratarse a alguien que delinque y además huye de la justicia. Mientras personas pobres, algunos con delitos menores tienen obligatoriamente que  pasar por el hacinamiento en las grandes cárceles, con todo tipo de carencias y atropellos, dónde no se les respeta como seres humanos que son; los delincuentes de cuello blanco tienen beneficios de casa por cárcel o son internados en batallones con habitaciones tipo hotel desde donde lloran, hacen show y hasta logran causar lastima.

Ir arriba