Menos Armas = Mas vidas

Menos Armas = Mas vidas

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Menos Armas = Mas vidasTodos los que amamos la vida celebramos las enmiendas acatadas en la ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA) para el 2022 de los EEUU, ya que esto se puede traducir en “Menos Armas, más vidas humanas,” salvadas en nuestro país Colombia.

Los colombianos y el mundo entero hemos podido ver con nuestros propios ojos o en las redes sociales la escalada de violencia desmedida por parte de la fuerza pública en medio de las protestas del paro nacional de noviembre de 2019, en las protestas de septiembre de 2020 y que se retomaron con fuerza desde el 28 de abril del 2021. Es de anotar que el pueblo salió a reclamar sus derechos y manifestarse en contra de reformas tributarias antipopulares, de los elevados índices de corrupción estatal, de los asesinatos a diario de líderes sociales (indígenas, afros, campesinos, firmantes del acuerdo de paz), y de un cúmulo de problemáticas no resueltas por este gobierno.

Sin embargo, a la par vimos la respuesta violenta de gobierno, con una brutal represión policial que ha dejado al momento cifras escandalosas de violaciones a los derechos humanos resumidas así: 4852 casos de violencia policial, 48 presuntos homicidios por la fuerza pública, 90 agresiones oculares, 35 casos de violencia sexual según la ONG Temblores.

Cabe anotar que Colombia es uno de los países que recibe un importante apoyo financiero y militar de los EEUU. Ahora bien, la fuerte crisis colombiana generó eco en el establecimiento de los Estados Unidos, tanto así que Representantes a la Cámara liderados por Alexandria Ocasio Cortez (AOC) de origen puertorriqueño se tomaran muy en serio la violación a los derechos humanos y optaran por contribuir a la vida proponiendo y logrando enmiendas para frenar el apoyo militar de EEUU hacia Colombia. La ecuación es sencilla: a menos armas, más vidas se podrán salvar de ataques de la fuerza pública.

En una de las enmiendas deja claro lo siguiente:

Ninguno de los fondos autorizados para ser asignados o puestos a disposición por esta Ley pueden ser utilizados para autorizar, proveer o facilitar la entrega de artículos cubiertos, o para cooperar con o proveer entrenamiento al Escuadrón Móvil Antidisturbios de Colombia”. Esto redunda en la prohibición de entrega de armas de fuego, tanques, granadas, gases lacrimógenos, aerosoles de pimienta, balas de goma, balas de espuma, bolas de pimienta, cañones de agua, esposas, grilletes, pistolas de aturdimiento o pistolas eléctricas.

Alexandria, hace también alusión a la prohibición de apoyo para fumigaciones con glifosato en Colombia, en otro tema álgido de nuestro país como lo es la lucha contra el narcotráfico.

Es bien sabido que la fumigación con glifosato no ha traído soluciones de fondo, más bien ha generado otras problemáticas y peleas en las zonas impactadas con la fumigación como lo son enfermedades en la población y deterioro de otros cultivos de pancoger.

El narcotráfico tiene que combatirse desde la raíz, desde los aspectos estructurales que lo hacen posible en nuestro país, y de su filtración en todos los entes de poder y de gobierno.

Por ahora finalizaré con un respiro profundo que nos permite ver que hay desde los EEUU intenciones de contribuir a poner freno a las violaciones a los derechos humanos de parte de Gobierno y de la fuerza pública en Colombia, lo cual esperamos logre su objetivo y nos permita ver un país que empiece a solucionar de manera civilizada y pacífica todos sus conflictos sociales, y podamos pasar ese rótulo de narcoestado, de paraestado a un verdadero estado democrático.

Las opiniones  realizadas por los columnistas  del portal www.laotravoz.co  no representan la identidad y línea editorial del medio.
Les invitamos a leer, comentar, compartir y a debatir con respeto.

 

Ir arriba