Plan contrainsurgente Artemisa destruye Parque Natural Tinigua.

Plan contrainsurgente Artemisa destruye Parque Natural Tinigua.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Plan contrainsurgente Artemisa destruye Parque Natural Tinigua.En la Amazonia colombiana hay un agudo antagonismo entre la estrategia militar Artemisa y la naturaleza, en este caso con el Parque Nacional Natural Tinigua, un santuario de la naturaleza en la amazonia colombiana, ubicado al sur del departamento del Meta entre las estribaciones de la Cordillera Oriental y la Serranía de la Macarena, en territorios de los municipios de la Uribe y la Macarena.

Ocurre que desde el año 2019 el gobierno del sub presidente Iván Duque dio a conocer su Estrategia de seguridad inspirada en los paradigmas contrainsurgentes del Pentágono y el Comando sur para propiciar, con la violencia anti campesina y la vulneración de los derechos humanos,  el asalto por parte de las multinacionales petroleras, mineras, gasíferas y agro industriales de los recursos naturales de los Llanos Orientales y de la Amazonia colombiana. Esta estrategia se maquilló con el discurso ambientalista para legitimar y encubrir sus verdaderos objetivos.

La acción militar de Artemisa que adelanta un batallón especial adscrito a la FUDRA y la Omega del Caquetá, Guaviare y Meta, básicamente se enfoca en la persecución, violencia y judicialización de miles de colonos y campesinos cocaleros que han debido desplazarse desde otros lugares de Colombia por falta de tierras y recursos que les permitan la subsistencia diaria con su familias.

Muchos de ellos se han ubicado en los Parque naturales del oriente entre los que se encuentra el área del Tinigua que es un ecosistema estratégico de una especial importancia hídrica dado que allí hay cuatro cuencas hidrográficas entre ellas las  de los río Guayabero, río Guaduas, río Perdido y  el río Duda que le dan forma al río Guaviare y a la macrocuenca del Orinoco.  Aguas abajo por el Río Guayabero se encuentra el Raudal Angostura I, denominado por el PNN Tinigua como Zona Histórica- Cultural, en la cual hay presencia de rocas gigantes que constituye una belleza paisajística junto con otros atractivos como petroglifos (figuras zoomorfas y antropomorfas) como vestigio del legado cultural de pobladores indígenas provenientes de las etnias Tinigua y Guayabero en esta zona.

Tinigua tiene variedad de ecosistemas que oscilan entre el bosque andino bajo y la planicie amazónica.  Su topografía es de tipo ondulado con alturas que oscilan entre los 180 y 500 msnm. Se caracteriza por poseer bosques altos, con doseles de 30 y 40 m.3​ 

Allí habitan varias especies de mamíferos como el jaguar (Panthera onca), la nutria (Lontra longicaudis), el león de montaña (Puma concolor), venados sabaneros, y venados soches. Ocho especies de primates como el mono churuco (Lagothrix lagotricha), el mono araña (Ateles belzebuth), el mono ardilla (Saimiri sciureus) también se encuentran: el perezoso de tres dedos (Bradypus variegatus), la danta (Tapirus terrestris), el saíno (Tayassu tajacu). Aves como el ave paujil (Crax alector, Mitu salvini, Crax tomentosa), las guacamayas roja (Ara macao), verde  (Ara militaris) y amarilla (Ara ararauna) entre otras.  

La parte vegetal del Parque corresponde a bosque maduro, bosque de dosel abierto, bosque inundable, y bosque secundario. Entre las especies sobresalientes están el cedro macho, el laurel y el cedro cebollo o cedro amargo. 

En Tinigua sobresalen hermosos sitios como Caño Cristales y los raudales I y II del río Guayabero con sus petroglifos y pictografías.

Pues bien, Artemisa como instrumento de guerra se despliega con sofisticada maquinaria bélica persiguiendo a colonos y campesinos con el fin de favorecer a poderosas empresas que se han especializado en el despojo agrario y de los baldíos nacionales.

El daño ambiental  es descomunal propiciando la deforestación y la emisión de gases de efecto invernadero causantes del calentamiento global y la destrucción de la naturaleza.

La sociedad civil global debe tomar nota de esta grave situación y propiciar la movilización en el mundo para detener esta barbarie militarista contra ambiental del fascismo colombiano.

Artemisa es una infernal maquinaria de violencia que promueve hechos de sangre como el que ocurrió recientemente en el Municipio de Granada atribuido a la neo insurgencia de las FarcEP, en un territorio plagado del neo paramilitarismo de los Puntilleros organizados desde las esferas gubernamentales (Zuluaga) y desde los batallones militares y policiales urbano/rurales del Meta, el Caquetá y el Guaviare.

Las opiniones realizadas por los columnistas del portal www.laotravoz.co no representan la identidad y línea editorial del medio. Les invitamos a leer, comentar, compartir y a debatir con respeto.

Ir arriba