“TRABAJE JUICIOSA”

“TRABAJE JUICIOSA”

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

“TRABAJE JUICIOSA”

Un día como cualquier otro, me desperté para realizar mis labores matutinas. ¡A trabajar juicioso! Como lo recomienda la alcandía distrital de Bogotá. Entre ellas revisar el twitter para confirmar lo que es tendencia en el país para hacer un barrido de las noticias más relevantes.  Me causo curiosidad  el comentario de una señora que vive en Modelia donde decía “claro, a ustedes que les importa, si es que no se aguantan los borrachos y sus peleas, haciendo alboroto en las calles. Me alegra el cierre de los gastrobares”.

Ustedes no quieren ver lo que le respondí, posiblemente le dije.  «¿cuándo no había pandemia, la vecina como dormía?” Algo así creo que escribí. Pero este  comentario fue el detonante para realizar un paneo de la situación.

Hoy la protagonista es Claudia López, la salvadora, el cambio, la revolución, la mujer que ganó la alcaldía con el discurso del pueblo, la enemiga del ESMAD. Pues bien; resulta que esta semana resaltó entre sus polémicas (porque ni Lindsay Lohan daba tanto de que hablar) el cierre de los gastrobares. Un decreto que dejo en shock a quienes pertenecen al sector económico.

Bueno, la medida la tomó porque ella aseguró que “los gastrobares estaban haciendo trampa”. Se debe tener en cuenta que la mayoría de los bares son sitios de contagio para contraer covid-19, ya que no hay buena ventilación, se genera aglomeraciones, de hecho en varios países este sector ha sido el último en dar apertura por causa de la pandemia.

A finales del año pasado se creó la idea del gastrobar, un lugar que contara con las medidas de bioseguridad en donde la gente pudiera ir a comer algo, de paso  beber una que otra copita y listo. Pero la alcaldesa afirma que esto se salió de control y tomo una medida que alborotó al gremio. Efectivamente yo he ido un par de veces a esta zona, si vamos a hacer objetivos hablemos las cosas como son. Yo compre como dos empanadas y las deje en la mesa todo el tiempo por si llegaba la policía y me metí una borrachera, que perdí hasta el tapabocas.

Para qué les cuento esto, no  es para que digan “no pues el divertido, ¡uy!, no pues tan loco” No. Es para que reflexionemos que todos tenemos la culpa. Muchas personas llegaban a los gastrobares y se enojaban por comprar algo de comer, otros porque les pedían que se lavaran las manos y utilizaran bien el tapabocas. Es más fácil controlar un grupo de niños o pasear veinte perros al tiempo, que controlar a los adultos y peor si se encuentran ebrios.

Pero alcaldesa ¿Cómo trabajo juiciosa? Porque ese fue el escándalo de hace dos semanas cuando una vendedora informal le preguntó  a Claudia López  por las soluciones para aquellas personas que trabajan  con el comercio en las calles, y ella le respondió mientras grababa un video y caminaba por el centro de la ciudad “trabaje juiciosa, trabaje juiciosa”. Después pidió las respectivas disculpas y manifestó que  se ofreció los programas de Apoyo para la economía social. ¿De qué se tratará esto? “jumm quien sabe».

El punto es que con este tipo de respuestas y acciones no  se está solucionando nada. Porque esperen hay más. Esta semana, una vez se dio a conocer el decreto para los gastrobares, el gremio salió a las calles a manifestar su desacuerdo y a exigir soluciones y adivinen que… les llego el ESMAD. La alcaldesa declaró  en su transmisión  que se generara una mesa de negociación, pero que no se puede dar apertura a los gastrobares.  Primero por el contagio y segundo porque le hicieron trampa. Como cuando mamá dice –“no es no, porque se me da la gana y punto”.  Pero claro a nadie le importa la inversión que hicieron estos sitios  en infraestructura para adaptar las medidas, a nadie le importa los 20.000 desempleos, a nadie le importa la quiebra de estos pequeños negocios. Los comerciantes no recibieron ayudas del estado en la pandemia, solo por no ser tan “pobres” como  Sarmiento Angulo,  Gilinski el banquero o Avianca.

Claramente los gastrobares no estaban haciendo las cosas bien. Pero ¿qué sucede con los que sí? Una vez pase el tema del covid-19 estas familias deben empezar de cero, quebrados,  y sobre endeudados.

Sé qué tener a todas las personas contentas con la administración de la alcaldesa no es posible, siempre van a ver personas  con posturas diferentes, y que también el gobierno no aporta solución sino fotos de selfi con (v) de Vacuna o de victoria. Pero también debemos ser imparciales y críticos. Claudia López Dijo: “no  ESMAD” y vea. Además  si hablamos de sacrificios por la emergencia covid-19  y evitar las aglomeraciones entonces  ¿Transmilenio qué? Porque no sé, si  están tan ocupados llevando las tres vacunas por el país, o subiendo contenidos en redes sociales que jamás observan un bus en la mañana.

Las medidas para evitar contagios son importantes, pero el hambre, pagar el arriendo de la casa,  los locales, pagar las cuotas del banco, los impuestos, la educación de los niños, el transporte, los servicios públicos también lo son. Y no se puede “trabajar juiciosa”  si no hay más alternativas y apoyo por parte del gobierno. Porque alcaldesa, es preferible venderle trago a una manada de borrachos, intuyendo que usted se puede enojar, a perder un negocio que se lleva construyendo durante años.

Ir arriba