Una navidad diferente, pero con amor

Una navidad diferente, pero con amor

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Estábamos acostumbrados a que en el mes de diciembre podíamos disfrutar, parrandear, pasar en familia, ir a diferentes novenas en un solo día, además, las empresas realizaban las despedidas de fin de año y muchas familias iban de vacaciones. Pero este año fue diferente, porque tenemos un virus que está latente y no descansa, en el pequeño descuido que cualquiera pueda tener será contagiado, por lo tanto, los invito a que tengan el autocuidado más exagerado que puedan, debido a que día a día crecen los casos confirmados y las muertes.
Para nadie es tarea fácil quedarse en casa, pero tampoco es imposible. Tampoco , les estoy diciendo que detengamos nuestras vidas porque no se puede, lo único que quiero es crear conciencia de que esto no es un juego y que si nosotros mismos no nos cuidamos y cuidamos a los que más amamos nadie lo va a hacer, porque en un hospital, clínica o centro especializado, solamente intentan mantener a los pacientes vivos, pero es muy complicado y más, cuando éstos no tienen ningún apoyo familiar porque el virus no lo permite. Si desean miren con quien viven, e imagínense un mes completo sin esa persona a su lado, sin saber nada, ni siquiera una llamada, ¿Qué sienten?, es durísimo verdad, por lo tanto, les reitero mi invitación a mantener distanciamiento social, uso perfecto del tapabocas, el lavado de manos y si pueden quedémonos en casa; todas las actividades virtuales pueden ser especiales y enriquecedoras, todo depende de tu actitud. Y la ventaja es que nos protegemos del virus y de los kilitos de más.
Les cuento que mis novenas no las estoy haciendo de manera presencial en ningún lado, simplemente planeo un momento silencioso en mi casa, frente al pesebre y en familia hacemos la acostumbrada novena, porque pienso que, aunque sean pocos los amigos cualquier tipo de aglomeración es peligrosa en este momento. Además, les comento que en mi casa como en la de otros, es la familia y lo que ella representa, es el amor, el respeto, la tolerancia y demás valores que podamos sentir. Se que también existe la posibilidad de pasar solos en estas festividades, pero no se desanimen, recuerden que la vida sigue, que tenemos el regalo más preciado que es la vida y recuerden que el que vive sin ningún apego vive más feliz.
Por último, les deseo una feliz navidad, que todos sus deseos, sueños y metas se cumplan como lo anhela su corazón, por favor no olviden soñar que es la sensación más hermosa por la que puede pasar un ser humano y si tienes alguna discapacidad, recuerda que no existe nada imposible en la vida y lo único inevitable, es lo inevitable.

Ir arriba